? ??????????????Kiss Me Killer? ????? ?? ???Rating: 4.8 (33 Ratings)??1 Grab Today. 17092 Total Grabs. ???
???Preview?? | ??Get the Code?? ?? ?????????????????????????????????????Crystal Drops? ????? ?? ???Rating: 4.2 (44 Ratings)??1 Grab Today. 26171 Total Grabs. ??????Preview?? | ??Get BLOGGER TEMPLATES AND TWITTER BACKGROUNDS ?

domingo, 24 de enero de 2010

Capítulo 29. El pasado, pasado está

Cuando mi hermano se disculpó y acabó la película, que parecía entretenerle demasiado, subió a darse una ducha, ya que había quedado a las seis y media. Nos invitó a ir con él y con sus amigos, alegando que tendrían ganas de ver a Adrián, pero tan sólo quedaban quince minutos para estar con ellos, y no me daba tiempo. Como insistió, quedamos en encontrarnos con ellos a las ocho en el centro comercial, ya que así tendría tiempo para prepararme y para esperar a que lo hiciera Adrián.

En cuanto mi hermano salió por la puerta, bastante guapo por cierto, me levanté del sofá para dirigirme a la ducha, pero Adrián me agarró delicadamente del brazo y se quedó mirándome. Yo le sonreí tímidamente, aún me intimidaban sus ojos, incluso sabiendo que eran míos. Levanté una ceja para mostrarle que no sabía qué era lo que pretendía, él inhaló aire con indecisión, y me soltó, desanimado. Decidí que sería mejor tratar este tema más tarde, cuando hubiese aclarado mis ideas con una ducha de agua fría, y tan solo le di un beso en la comisura de sus labios como señal de despedida. Subí las escaleras lentamente, mientras oía cómo Adrián suspiraba. Parecía que esperaría a que me acabara de arreglar para ir a su casa.

Entré en la ducha tras elegir la ropa que iba a vestir. Unos vaqueros pitillo con una camisa a cuadros, a la que le haría un nudo a la altura del ombligo, y debajo, una camiseta blanca. Mientras caía el agua estuve pensando qué es lo me querría decir Adrián, y sopesé algunas posibilidades, pero las descarté inmediatamente, ya que eran demasiado precipitadas. Al salir, me sequé con la toalla y me puse la ropa. Me dejé el pelo suelto, sin secarlo, y bajé a por Adrián, que me seguía esperando. Ya se le había quitado la cara de pena, y volvía a sonreír. Cuando me vio suspiró, y mientras se acercaba a besarme, me habló:

-Ariadna, no debería dejarte salir de casa, porque todos los tíos con los que nos crucemos te van a piropear... pero bueno, estoy aquí para protegerte.

Solté una tímida sonrisa, y le tomé la mano mientras salíamos de casa. Fuimos hacia la suya, y esta vez subimos por las escaleras, para no repetir experiencias agobiantes. Llegamos a la puerta y movió la mano para llamar al timbre, pero yo le frené.

-Hey, ¿no crees que debería esperar en las escaleras? O puedo llamar a casa de Alex, sus padres me dejarán pasar aunque ella no esté...

-Ariadna, sólo está mi hermano, y él no se chivará a nadie de que has venido. Además, él ya lo superó- entonces, llamó al timbre. Yo estuve intentando hacer memoria para averiguar quién era su hermano, y qué era lo que tenía que haber olvidado relacionado conmigo, pero no caí. Entre mis pensamientos, se abrió la puerta, y ahí estaba él. Ya le recordaba. Se me quitó la sonrisa del rostro, y me quedé pasmada-. Ariadna, pasa.

Crucé la puerta sin apartar la vista de su hermano, Hugo, que tenía mi misma edad, y se paró frente a mí.

-Hola- dijo secamente-. Hacía tiempo que no te veía.

-Cierto- le di la razón. La última vez había sido hace un año. Gracias a él había conocido a Adrián, aunque le hice mucho daño cuando él creyó que yo quería algo con él, pero yo salía con su hermano. Se le partió el corazón en un montón de trozos. Me dio muchísima pena.

-Bueno, chicos, yo me voy a preparar. En quince minutos nos vamos, Ari- y se fue. Adrián me había dejado a solas con Hugo. Había que destacar que estaba muchísimo más guapo que antes, no tenía nada que envidiarle a su hermano. Ya no era el niño al que yo conocí. Mientras decidía cómo debía actuar, él me invitó a sentarme junto a él en el sofá para ver la tele, y acepté.

-¿Qué tal te va todo, Hugo?- le pregunté tras unos segundos incómodos-. Has crecido un montón, y estás mucho más guapo.

-Gracias Ariadna- dijo mientras me sonreía, parecía que no me guardaba rencor alguno-. Y me va bien, pensé que esto de la mudanza lo llevaría peor, pero...

-Le has echado el ojo a alguna chica, ¿verdad?- lo presentía. Él asintió.

-Me has pillado... la verdad es que sí. Creo que vive por aquí cerca, ya que la he visto un par de veces. Yo creo que ha sido amor a primera vista, en serio. Sí, porque sentí lo mismo que sentí cuando te...- y se quedó callado. Sabía lo que iba a decir, y me incomodó la situación, a él pareció que también-. Lo siento, fui un estúpido con lo que pasó. Espero que algún día comprendas que fui un inmaduro. He visto como mi hermano te mira, te quiere un montón. No quiero fastidiar nada entre vosotros por algo del pasado, otra vez no.

-Hugo, no te preocupes. El pasado, pasado está- le tranquilicé mientras le daba unas palmaditas en la espalda-. Ahora sólo nos queda encontrar a la chica, seguro que le gustas.

-¿Tú crees?

-Claro que sí. Para empezar, el físico lo tienes. Y después eres un gran chico, cualquiera mataría por ti.

-Gracias, Ari- me abrazó. Había ganado un amigo-. Oí gritar a sus amigas un nombre. Creo que se llama Lara.

-De acuerdo, ya sé quién es. Un día quedamos y te presento a tu Lara. Es una niña muy simpática, tienes buen gusto- le guiñé un ojo. Él pilló la ironía y rio conmigo.

Estuvimos un rato más hablando, hasta que apareció Adrián por la puerta. Estaba guapísimo. Vaqueros oscuros y camiseta blanca. Ahora era a él a quien silbarían por la calle. Le di la mano y salimos por la puerta. Me sonreía sin cesar.

Me gustó mucho escribir este capítulo; espero que a vosotras os guste leerlo.

2 alegrías!:

Maria Bel dijo...

Me encanta :)

Antonia dijo...

Muy lindo...oye puse un link de tu blog en el mio...
www.esteoesteotro.blogspot.com
podrias poner un link mio en tu blog??
porfiis!! :D